RELOJ RELOJ LA UNA Y LAS DOS

Un niño se coloca de cara a la pared y los demás detras de él a una cierta distancia. El que se la queda sin mirar atrás dice “reloj-reloj la una y las dos”, mientras mueve el brazo como si fuera la aguja de un reloj. Mientras los demás tratan de acercarse al que está de espaldas. Cuando el que se la queda termina de decir la frase se vuelve rápido y al que vea moverse lo manda a la linea de salida. El que consiga llegar hasta el que se la queda le toca el hombro y sale a correr, al que pille es el próximo que se la queda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s